La comunicación es todo

¿Todo comunica? Si. Confirmamos eso cada día que hacemos uso de una institución, organización, servicios. Pequeñas, medianas y grandes cosas, todas SIEMPRE comunican. El conjunto de elementos que conforman la vida de una organización, forma parte del sistema general de funcionamiento de la institución. Por ejemplo: en un restaurante, los colores, las cartas, las sillas,  las mesas y los empleados, entre otros, deben ser tomados en cuenta cuando uno desea lograr desde la comunicación un contacto efectivo y positivo con el cliente. No basta con tener una marca conocida, las marcas deben reinventarse cada día.

A pesar de que este tipo de cosas pueden pasar desapercibidas por el común de la gente, estas características y elementos deben ser tomados como esenciales para el correcto funcionamiento de la comunicación. El comunicador social debe ver y tener en cuenta estas cosas y hacer de la campaña generada no solo una campaña publicitaria. Cuando el usuario, consumidor o cliente llega al lugar elegido o hace uso de un servicio, debe satisfacer las expectativas generadas, y esto solo se logra si el comunicador actúa como mediador, asesor general y trabaja en conjunto con las diferentes áreas del sistema.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: