Internet transformando al periodismo

Si enviásemos una carta a la Luna esta nunca llegaría. La razón es simple: no hay un medio que facilite enviar un sobre a través del espacio.  La comunicación es comunicación cuando existe un medio que la permite y, en tanto,  un medio es eficiente cuando este logra la mayor precisión posible en la recepción de un mensaje idéntico, sin alteraciones del original. Si atáramos nuestro sobre a unos globos se elevará a una distancia apropiada hasta que se termine el aire y se desinfle, pero aún si superara los límites de la tierra la posibilidad de que se dirija hacia la Luna son casi nulas. Entonces, el éxito de un mensaje está estrechamente ligado a su medio, a la flexibilidad de este y la virtud que tenga para que todo lo que se diga sea información al fin.

Día a día, las noticias y la información corren por el mundo y se multiplican por millones. Pero el curso de la comunicación no es casual, sino mérito de la invención de un medio que posee características únicas y revolucionarias. Hablar de internet, implica mencionar un cambio social en todos sus aspectos, pero, principalmente, en el acceso y almacenamiento de información. La comunicación entre redes instaló nuevos elementos a la trasmisión de mensajes: rapidez, y capacidad multimedia.  Hace algunas décadas atrás, si ocurría un siniestro en Japón, la información llegaría a la Argentina tiempo después. Pero esta no sería más que un encabezado en los diarios y la cantidad de líneas que requiera la información obtenida.  Internet implica una notable transformación en ese sentido, la información se obtiene en muchos casos mientras está sucediendo, o en su defecto, algunos minutos después.  Además, internet es un medio complementario de otros que se unen y enriquecen un mensaje: fotografías, audios, videos e infografías. Por lo que en minutos se puede estar recibiendo información sobre lo que está sucediendo en el mismo instante en el que nos informamos leyendo una nota, observando un video o escuchando un audio en vivo de un referente.

El periodismo incorporó estos cambios, los cuales resultaron benéficos para sus propósitos e hicieron de la información un constante de 24 horas día tras día.  El vencimiento del papel como medio alrededor del mundo y la disminución de la audiencia de la televisión,  le otorga un mayor significado a la comunicación a través de internet, aunque también genera una devaluación del periodista en su rol, ya que la comunicación en cuanto a su transmisión está al alcance de cualquier usuario. Hoy ya no solo nos informamos por grandes medios, sino que también vemos un video tomado por un ciudadano anónimo, nos involucramos con la opinión de un desconocido en su blog o buscamos las fotografías que alguien tomó con su celular sobre un acontecimiento de nuestro interés.  Es entonces hoy, tanto la información y la comunicación de un dominio público nunca antes visto, lo que genera nuevos paradigmas y formas de interpretarla y a los cuales debemos adecuarnos para “sobrevivir” en esta vorágine ya característica del siglo XXI que es la información y su valor.

 

blid.com.ar
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: