Mentiras que matan

Por Maximiliano Setzes (@MaxiSetzes)

Las películas consiguen atraernos por distintos motivos: la calidad de sus actores, la trama, la adaptación de novelas o tratar realidades que van más allá de la ficción. “Wag the dog” (título original), “Escándalo en la Casa Blanca“, “La cortina de humo” o “Mentiras que matan“; estos son los títulos de una película de 1997 dirigida por Barry Levinson y portagonizada por Robert De Niro y Dustin Hoffman, entre otros.

¿De qué trata? En vísperas de nuevas elecciones presidenciales en los Estados Unidos, fuerzas opositoras al presidente -que busca su relección- revelan un escándalo sexual que lo involucra con una menor; maniobra que atenta directamente contra sus intereses. La situación demanda actuar con rapidez, por lo que el grupo de asesores del máximo mandatario -encabezados por De Niro- recurren a un exitoso productor de Hollywood -Hoffman- para generar y “venderle” al país una supuesta guerra ante Albania, incluyendo todos los condimentos cinematográficos para hacerla lo más real posible y de esta forma tapar tamaño escándalo.

Estados Unidos ha vivido más de un caso similar en la realidad: el escándalo sexual Clinton-Lewinsky, la ejecución de Saddam Hussein con Bush como presidente o la aparición oportuna y posterior asesinato de Osama Bin Laden cuando Obama veía debilitada su imagen política a poco más de un año de nuevas elecciones. Estos son solo algunos ejemplos de maniobras oportunas en contextos poco favorables. Argentina también lo vivió durante la última dictadura militar en 1978, con el desarrollo del Mundial de fútbol y en paralelo el aumento notorio de personas desaparecidas. No es el único caso, pero sí uno de los más recordados que se dio a conocer años después de finalizada la dictadura. Como esto, otros países también han tenido o tienen lo suyo.

El país más poderoso del mundo cuenta con una larga lista de antecedentes. Ante esto, Mentiras que matan desnuda el trasfondo de las maniobras políticas y el trabajo que llevan a cabo sus respectivos asesores, haciendo de esta película una joya de colección para los que nos vemos involucrados profesionalmente en el mundo de la comunicación.

Es más que recomendable (e incluso obligatoria, si se nos permite) para aquellos que estudian comunicación o periodismo. También será útil para invitar a la reflexión a aquellos interesados en comprender cómo se llevan a cabo las maniobras oscuras de los políticos; varios de los cuales son célebres mentirosos y capaces de matar antes que sus actos poco santos fueran dados a conocer públicamente.

http://www.blid.com.ar

Anuncios

Un pensamiento en “Mentiras que matan

  1. […] Publicada originalmente en BLID News. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: